Una posible caracterización del efecto homeopático

DOC070316-07032016133801-(1)-1Las señales eléctricas del pletismógrafo fotoeléctrico se usan para evaluar la circulación sanguínea periférica como fuente de un parámetro homeopáticamente relevante que variará de manera sistemática y reproducible como consecuencia de la exposición a medicamentos específicos en dosis homeopáticas. El tratamiento matemático de las señales arroja un espearo de energía de Fourier con perfil aproximadamente lineal (en gráfica log-log) a las frecuencias más bajas. El gradiente de esta línea parece satisfacer los requerimentos anteriormente mencionados de variación sistemática y reproducible ante un estímulo homeopático, y en ello nos basamos para proponer un tratamiemto análogo para las señales e/éaricas del cuerpo, especialmente aquellas que provienen del corazón y del cerebro.

A pesar de que el efecto homeopático se ha utilizado clínicamente durante casi dos siglos, todavía se carece de una caracterización sistemática y reproducible en términos físicos y químicos. La naturaleza holística de la homeopatía, el uso de sus medicamentos en concentraciones muy bajas y normalmente el largo periodo de tratamiento, hacen difícil el aislar signos particulares como posibles fuentes de parámetros específicos para cuantificar el efecto de tales sustancias medicinales. La cuenta sanguínea, por ejemplo. podría no ser práctica en el monitoreo de un tratamiento a largo plazo. A continuación exploramos señales electromagnéticas corporales como una posible forma de medir el efecto y la evolución del tratamiento homeopático. El metabolismo da origen a todo tipo de señales electromagnéticas. Además de aquellas provenientes del corazón y del cerebro, tenemos potenciales eléctricos entre pares de puntos en la piel. señales de los ojos, de los oídos y posiblemente de casi todos los demás órganos. Nuestro propósito es identificar las más adecuadas para la detección y el análisis. y extraer de cada una de ellas un parámetro que varíe en forma sistemática. reproducible. como consecuencia de la aplicación de un estímulo homeopático.

Ilustramos nuestro método con una señal eléctrica proveniente de la circulación sanguínea periférica. específicamente la opacidad del flujo sanguíneo a un haz de luz que le atraviesa. Esto se mide con un pletismógrafo fotoeléctrico. el cual consiste en una fuente luminosa y una fotocelda colocadas en lados opuestos del dedo del sujeto y un amplificador del voltaje de sal ida de la fotocelda (figu ra 1). Digitalizamos la señal, calculamos dos series “derivada:,,” a partir de ella y extraemos una línea reda de su aspectro de energía de Fourier a baja frecuencia. cuyo gradiente parece variar de manera sistemática cuando se le administra un medicamento homeopático al sujeto.
Nuestro énfasis se centra en el anális is de los datos. habiendo escogido al pletismógrafo como nuestro primer deleetor más por razones de disponibil idad y facilidad de operación que por el valor intrínseco de la  señal que nos proporciona. De hecho nuestro principal interés está en los voltajes del corazón y del cerebro obtenidos de electrocardiogramas y electroencefalogramas. respectivamente. Estos contienen menos ruido y son más fácilmente interpretados que el flujo sanguíneo periférico en términos fisiológicos relevantes a los mecanismos propuestos de la acción homeopática. El método estadístico de análisis que hemos ideado se aplicará a señales cerebrales de ratas como parte de una búsqueda continuada del efecto homeopático en términos fisicoquímicos.

Métodos
De acuerdo con los principios enunciados por Hahnemann 1. una sustancia
homeopática utilizada en una concentración suficiente mente baja producirá los mismos síntomas en sujetos sanos que aquellos que cura en los enfermos (similia similibu:,
curantur). Se eligie ron 19 voluntarios. calificados como sanos según su propia descripción, sus historias clíni cas y el examen extemo realizado por uno de norotros (GRV) quien contó con asesoría médica registrada a lo largo del experimento. Los sujetos incluyeron a 8 hombres y 11 mujeres de entre 13 y 66 años de eelad . El diseño experimental (figura 1) y el procedimiento se les describió para su firma, una declaración escrita que listaba los riesgos potenciales implicados.
Se colectaron los datos de cada suje to en 4 sesiones de aproximadamente), 25 horas cada una (un total de aproximandamente 5 horas por persona), en 2 días consecutivos (2 sesiones por día, en el mismo ambiente apacible. comenzando más o menos al mismo tiempo). La primera sesión fue de referencia, sin exposición a sustancia alguna.

En la segunda sesión se administró un placebo líquido (20 gotas de alcohol en 500 ml. de agua) con una frecuencia de un sorbo cada 5 minutos. y en la tercera sesi6n se administró de la misma manera Strophanthus hispidus disuelta en alcohol y llevada a la potencia 30c. No se exhibió sustancia alguna durante la última sesión. Se tuvo cuidado de que el sabor del medicamento fuera indistinguible al del placebo. Los sujetos ignoraron el tipo de sustancia que ingirieron durante las sesiones segunda y tercera. Los datos de una persona que razonó que existía un orden único de eventos en las cuatro sesiones establecidas (nadaplacebo-medicamento-nada, tomando en cuenta los efectos duraderos del medicamento homeopático) se descartaron. Dado nuestro interés en  la utilización de los datos principalmente para el diseño de nuestro método estadístico de análisis y el tiempo disponible limitado de nuestro sujetos, no se empleó un procedimiento doble ciego. Para ser significativo éste hubiera requerido más de las 4 sesiones por persona permitidas, ya que esta restricción implica un orden fijo de acción con cada conjunto de mediciones, como se mencionó anteriormente.
Sin embargo, con sólo pocas excepciones (debido a ausencia temporal imprevista por nuestro colaborador es esta tarea) la persona que administró directamente tanto placebo como medicamento no supo qué sustancia se estaba administrando al sujeto.
La duración de la sesión se escogió de acuerdo a los tiempos típicos de reacción para el efecto homeopático (del orden de 2 horas), y se ajustaron a la resistencia del sujeto (especialmente más jóvenes). quienes requirieron permanecer casi sin movimiento en una cama reclinada durante todo el procedimiento. Se eligió Strophanthus hispidus por su propiedad de modificar el ritmo cardíaco, la cual implica cambios en la presión sanguínea y por lo lanto en la señal detectada por el pletismógrafo.

Análisis de la señal
El voltaje V(t) del pletismógrafo se muestreó 2 veces por segundo digitalizado con una tarjeta
Advantech PCL812PG y se analizó en una serie de tiempo con software comercialmente disponible (Unkelscope, Labview, Statistica).
De la muestra original {Vj(t)} (aproximadamente 9,000 valores de una sesión de 1.25 horas), se definieron series “derivadas” de tiempo {Wj(t)} y {Zj(t)}, con Wj(t) = Vj (t) – Vj-l(t) y Zj (t) = Wj(t) – Wj- l (t), al darnos esto un comportamiento más uniforme del espectro de Fourier para la energía a bajas frecuenc ias (figura 2).

Cada una de las series recibió análisis de Fourier y se graficó su espectro de energía contra frecuencia en papel log-log obteniéndose una línea prácticamente recta. Se aplicó entonces a {Wj(t)} y {Zj(t)} un filtro tipo Chevycheff de paso bajo-3 para eliminar en ambos casos picos que pudieran derivarse del latido cardiaco y de otros procesos fisiológicos-4 y mejorar el comportamiento de la señal a bajas frecuencias. El análisis de Fourier de las series de tiempo suavizadas mostró nuevamente una línea prácticamente recta en una gráfica logarítmica del espectro de energía a las frecuencias más bajas (figura 3).

Resultados y discusión
Encontramos el comportamiento más sistemático de la pendiente para la serie filtrada de la “primera derivada” {Wj(t)} (tabla 1). Desde nuestra perspectiva de la reproductibilidad de resultados, la cantidad de interés en la tabla 1 es el cambio de gradiente entre las sesiones 3a. y 4a .. esto es, dentro del intervalo posterior a la exposición al medicamento y el periodo subsecuente durante el cual está produciendo un efecto inmediato en el organismo. Pueden diferenciarse 2 grupos a partir de los cambios de gradiente mostrados en la última columna de la tabla 1: adultos (gente de más de 20 años). en donde la variación del gradiente tiene tendencia a disminuir (7 casos de gradiente descendente contra 2 de ascendente). y adolescentes, en los cuales el gradiente cambia en la dirección opuesta (7 casos de incremento contra 3 de decremento). La probabilidad de que tal correlación se deba al azar (“p”) es 0.005. de tal manera que puede considerarse altamente significativa de acuerdo con el criterio usual de confiabilidad estadística (p < 0.05)’. Una prueba t demuestra que esta diferencia en gradiente es estadísticamente dependiente de la edad, con p < 10 …. ‘. Elegimos, sin embargo. no confiar demasiado en los resultados de tales pruebas ya que, a diferencia de la situación en campos bien eslablecidos como la física de alta energía. en donde la existencia de una nueva partícula puede ser justificada sobre la base de métodos estadísticos.  refinados hechos necesarios por las relaciones seiñal/ruido extremadamente bajas. los enunciados homeopáticos al día de hoy deben ser hechos numéricos y empíricos casi autoevidentes, para suplementarse a posteriori con criterios estadísticos abstractos. No obstante, basados en los resultados recién descritos en la tabla 1. concluimos que el gradiente obtenido con nuestro tratamiento de las señales es un buen candidato para caracterizar al efecto homeopático, y esta se volvió nuestra hipótesis de trabajo en un análisis similar de las señales cardíacas humanas y electroencefalogramas de ratas (trabajo en desarrollo).

Descarga el artículo completo aquí


Q y M.e. Guadalupe Ruiz Vega. F. José Leonel Torres*
*Instituto de Fisico y Matemáticos, Universidad Michoocona, 58040 Morelia, Mich., México.

Investigación Homeopática. Núm 24. Año 1999