TRATAMIENTO HOMEOPÁTICO DE TRASTORNO POSTVACUNAL

En veterinaria hemos visto todo tipo de trastornos postvacunales, desde prurito a cáncer (Sarcomas Postvacunal Felino), incluso muertes de rebaños enteros por Síndrome Caquectizante tras la vacunación masiva y obligatoria de Lengua Azul.
Estoy a favor de la vacunación, pero con sentido común, con un adyuvante inocuo, monovalentes y de una en una, y a su debido tiempo, nunca en cachorros lactantes con un sistema inmunitario inmaduro en vías de desarrollo.
Sin descartar que ciertas enfermedades leves pueden resultar beneficiosas al organismo.
48 medicamentos cubren trastornos postvacunales y estos son los más importantes.
 Thuya
 Carcinosinum
 Silicea
 Sulfur

1º INTOXICACIÓN DEl ADYUVANTE:
Aluminio, mercurio, formalina, anticongelante, glutamato…etc, intoxican el organismo pudiendo llegar a originar una neoplasia en el punto de inoculación: Sarcoma postvacunal felino.
La metástasis es infrecuente, en cambio la recidiva es de un 86% a los 6
meses de la resección quirúrgica y con más agresividad.
Nos recomiendan que vacunemos en los sitios establecidos por la AAFP (Asociación Americana de Especialistas en Felinos) y el grupo de Tareas Del Sarcoma Vacunal Felino está de acuerdo, es decir, que pongamos las vacunas en los miembros posteriores, de esa manera se puede amputar el miembros sin problema, y que se informe a los propietarios que un gato con tres patas tienen un periodo de vida normal. ( y eso no es del todo cierto, solo lo es en caso de accidente, no en cáncer).
Si su evolución lo permite evitamos cirugía, ya que no metastatiza, y en cambio si recidiva y con más agresividad que antes.
Es mejor evitar la resección quirúrgica.
Mantenemos tratamiento homeopático.

CASO CLINICO:
Cofiño, gato europeo atigrado, castrado, 7 años.
Biopsia: Neoplasia mesenquimatosa maligna compatible con Sarcoma.
En este caso se opta por cirugía, por tratarse de un tumor de crecimiento rápido, ulcerado, con olor nauseabundo y muy molesto para el paciente, Tras la Historia biopatográfica el medicamento de elección es Sulfur al 100%. Cofiño es simpático, sociable, tiene buen carácter, parece un perro.
Vago, perezoso, no es buen cazador, solo caza moscas si pasan cerca.
Gestiona bien el miedo. Ante un perro no huye, espera y analiza.
Bebe mucho, es caluroso y le molesta el calor.
Cuando se enferma se esconde debajo de la cama para que no le molesten.
Ha quedado sin energía. Casi no se lava y es capaz de orinar y defecar en cualquier lado. Sucio, despeinado y maloliente, está encantado.

SE ADAPTA A TODO.
Tratamiento:
Para evitar la recidiva.
Sulfur, por las noches y Carcinosinum por las mañanas.
Sulfur 6 LM en plus, 1 gota en 2 ml de agua, noche, durante 2 semanas.
A continuación subimos a Sulfur 12 LM durante 1 mes y seguimos subiendo de
3 en 3 hasta la 30 LM, a continuación empezamos a bajar, también de 3 en 3,
de la 27 hasta la 12 LM, lo que llamamos, “efecto de limpiaparabrisas”.
Y reservamos la 6 LM para agudizaciones. En este caso no hubo ninguna.
Por las mañanas Carcinosinum 30 ch y tras varios ciclos pasamos a Carcinosinum 200 ch. cada 48 horas.
Tras un año de tratamiento la misma dueña le dio el alta.
Había rejuvenecido.
Acaba de cumplir 14 años y a día de hoy sigue sano y alegre.

OTROS TRASTORNOS POSTVACUNALES QUE CUBRE SULFUR:
Los veterinarios vacunamos en la zona de la cruz pero adaptamos la valiosa información del repertorio a la anatomía de los animales. Los humanos se vacunan en las extremidades y es ahí donde tenemos que buscar.
• Hinchazón alrededor zona vacuna (extremidades -hinchazón -brazovacuna)
• Erupciones y pústulas extremidades posteriores (extremidades -erupciones -pierna -pústulas -vacunación -después de)

SILICEA
A este medicamento pertenecen muchos animales de compañía llamamos Toys. Y es posible que ésta dificultad para crecer junto con la falta de energía es lo que le hace candidato al trastorno postvacunal.

TRASTORNOS POSTVACUNALES
• Vómitos tras la vacunación se busca en: Nauseas (estomago – nauseas – vacuna – después de), los perros tienen el estomago en el mismo nivel que la boca y vomitan con mucha facilidad.
• Hinchazón alrededor zona vacuna (extremidades – hinchazón – brazovacuna)
• Convulsiones (generalidades – convulsiones – después de vacuna)
(MAX. PUNTUACIÓN)
• Diarrea (recto – diarrea – vacunación – después de) Silicea es más pequeño de la camada, con frecuencia presenta Aversión a la leche, no mama, no se mueve, esta frío, la madre lo da por muerto y lo aparta.
Es muy frecuente que en la clínica nos cuenten que había uno más, pero era muy pequeño y se murió, 2 bolitas a la 30 CH habrían sido más que suficiente para que ese cachorrito se llenara de energía vital y se pusiera a mamar.
Es muy inseguro pero no busca compañía como Pulsatilla, ni se pone gallito
como Lycopodium.
De adultos son desconfiados e Irritables. No muy sociables.
Limpio, meticuloso y muy friolero, necesita taparse y ni a pleno sol tiene calor.
Come poco. Necesita carne cruda, Silicea no tiene fuerza vital, y la carne crud no está muerta del todo, de hecho se puede trasplantar tejidos y órganos enteros. Que pasa si cocemos un poco un corazón para trasplante? Solo un poco.

2º ALTERACIÓN DEL RITMO DE RESPUESTA DEL ORGANISMO
Hasta los sencillos aparatos domésticos disponen de reloj y el nuestro se puede alterar por un excesivo y exagerado calendario de vacunación.
La vacuna heptavalente, por ejemplo, puede alterar la velocidad de respuesta al obligar al organismo a responder ante siete enfermedades al mismo tiempo, catástrofe imposible para la cual no está preparado. Esto enciende la Alerta roja, la misma que se activaría en la mente de un niño si su padre intentara con toda buena intención prepararlo, para superar todos los posibles peligros de la vida, sometiendo al infante a situaciones en incendio, tsunami, secuestro, ataque terrorista, terremoto, tornado e invasión extraterrestre, todo a la vez, por su bien. Y con repeticiones sucesivas. No es de extrañar que el niño quede alterado. Y que salga a la calle zumbando todos. O peor todavía, que se bloquee y no responda a nada.
Al Sistema Inmunitario le ocurre lo mismo, y por si no fuera bastante el estimulo agregan a propósito en el adyuvante moléculas sobreestimuladoras a fin de aumentar la respuesta.
Todo esto acelera y aumenta la velocidad, alterando el ritmo de defensa, de forma desproporcionada, ante cualquier agente inofensivo (alergia: respuesta desproporcionada) o deja de responder por agotamiento (Inmunosupresión) o simplemente sufre bloqueo.
El reloj puede acelerar, atrasar o simplemente dejar de funcionar.
La respuesta que con más frecuencia vemos es la acelerada.
Es una respuesta HIPERTROFICA, una aceleración, se pierde la mesura
(MEDOHRRINUM).
Los homeópatas solemos decir que las vacunas “enTHUYAn”.
THUYA es el medicamento que más síntomas postvacunales cubre.

TRASTORNOS POSTVACUNALES EN EL RADAR
• Adelgazamiento (Extremidades → emaciación → miembros superiores – vacuna – después de)
• Supuración de uñas ( Uña – supuración – mano – vacuna – después de)
• Parálisis miembros posteriores (Extremidades – parálisis – miembros inferiores – vacunas – después de)
• Convulsiones (Generalidades – convulsiones – vacunación – después de)
• Ansiedad (Mentales – ansiedad – vacunación – después de)
• Inflamación ojo (ojo – inflamación – vacunación – después de)
• Diarrea (recto – diarrea – vacunación – después de)
• Asma (respiración – asmática – vacunación – después de)
• Asma en cachorros (respiración – asmática – niños – vacunación –
después de)
• Sueño inquieto ( sueño – inquietud – vacunación – después de)
• Insomnio (sueño – insomnio – vacunación – después de)
• Infección y caída de uñas (uñas -oniquia- perionixis – vacunación – después de)
• Tos ( tos – vacunación – después de)
El paciente con patrón THUJA es un animal perfecto.
Serio, formal y responsable.
Educado, se adiestra bien.
Limpio y escrupuloso.
Se autocontrola, no orina ni defeca, se aguanta todo.
Obediente. Metódico, no molesta.
Reservado, no protesta. Queda quieto, serviría de modelo para un pintor.
Responde perfectamente, no manifiesta sus emociones.
Esta aparente PERFECCION es una REPRESION, un gran control de sí mismo.
Si este animal, que aparentemente es perfecto, se mantiene en tensión durante mucho tiempo, se terminará enfermando y lo hará con una marcada tendencia HIPERTRÓFICA. Hipertrofia en los pensamientos, pensamientos obsesivos, sobre lo que realiza o quiere realizar, lo hace con tanta insistencia que puede llegar a la neurosis obsesiva.
También los síntomas físicos son hipertróficos, condilomas, verrugas, pólipos, hipertrofia de próstata, hipertrofia de órganos linfoides, infecciones con mucosidad copiosa.
Son los animales que más trastornos postvacunales sufren.

3 º Y POR ÚLTIMO, EL EXCESO DE VACUNAS PUEDE CONVERTIR A UN
INDIVIDUO SANO EN UN PACIENTE CARCINOSINUM:
CARCINOSINUM está en segundo puesto y eso resulta muy revelador, porque se trata de un nosode y como tal apenas tiene representación en el repertorio, tiene prioridad y se coloca en primera posición.
Al impedir mediante vacunación que los niños desarrollen de forma natural las llamadas enfermedades infantiles. Corremos el riesgo de que estos niños que estaban sanos se conviertan en enfermos Carcinosinum.
En la actualidad, médicos como el Dr. Marco Salvetti (Facultad de Medicina de Roma) está utilizando el Micobacterium tuberculoso para tratar la esclerosis múltiple. El médico gastroenterólogo, Dr. Joel Weistock (Universidad de Iowa .USA) gusanos intestinales para la enfermedad de Crohn. Y el pediatra Peter Arkwright (Universidad de Manchester) micobacterium para la remisión total del eczema crónico en niños.
¿Que pasaría si tuviéramos la oportunidad de disponer de una vacuna para cada bacteria, virus, prión, toxina o parasito?.
Es decir, una vacuna para cada enfermedad.
¿Les pondríamos miles de vacunas a los niños?


Coral Mateo Sánchez
Presidenta de la SEHV


Comentarios 0 Respuestas

Su información