Síndromes de poliálgias reumáticas: Phytolacca, esa gran desconocida

Introducción

En el reino de los grandes remedios para lesiones y dolores articulares de tipo reumático, destacan sobre los demás, Rhus toxicodendron, Bryonia y Rhododendrum. ¿Cuantas veces hemos dado Rhus toxicodendron para un paciente con un síndrome poliartrálgico que, en principio, cumple con todos o casi todos los requisitos para ser eficaz, y no funciona? Decimos entonces: Es que mi paciente tiene lo más característico, mejora con el movimiento, empeora en reposo, esta inquieto, con sensación de tensión y rigidez en tendones y articulaciones, empeora en tiempo frío y húmedo, contracción dolorosa… Ah, muy bien, pero no funciona! Le preguntamos si mejora con agua caliente, con el calor local, y nos dice, para nuestra sorpresa: ¡Ah no, mejoro poniéndolas en agua fría, y me gusta estar en la piscina haciendo Aquagym, me va bien! Y profundizando en la historia clínica, y la actitud mental, descubrimos aspectos muy particulares que señalaré enseguida.
Ahí esta la grandeza y la gran dificultad de la homeopatía: el remedio es exigente en extremo en su necesidad de ser resonante con el paciente. Si falla un dato importante, y sobretodo, su esencia de fondo, aunque cumpla múltiples síntomas característicos, el remedio fallará.

Poliartralgia reumática

Se define el reumatismo, como el conjunto de enfermedades que se caracterizan por provocar inflamación y dolor en las articulaciones, músculos y los tendones, que se acompaña de rigidez y limitación de los movimientos; y en general son sensibles a los cambios de temperatura y fenómenos meteorológicos. Este tipo de enfermedades van desde las más graves y destructivas como la artritis reumatoide, pasando por la polimialgia reumática, y los también intensos e invalidantes dolores de la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica.
Si para el pediatra la tos y la fiebre son uno de sus peores caballos de batalla, para el médico de cabecera, los dolores musculares y articulares de los adultos, son uno de sus principales “dolores de cabeza”, por su frecuencia, intensidad, efectos limitantes, implicaciones laborales y la dificultad para ser curados.
El planteamiento desde la medicina homeopática de los dolores reumáticos poliartrálgicos, es complejo. Precisa ajustar bien todas las modalidades y tipo de dolor, y a partir de ahí, discriminar en los síntomas generales y mentales, el remedio más idóneo. Cuando el remedio es el acertado, el resultado es brillante, rápido y duradero. Rhus toxicodendron, junto con Bryonia, Ruta, Rhododendrum, Pulsatilla, Kalmia, Ledum o Dulcamara, entre otros, se han convertido en remedios frecuentes en la prescripción de este tipo de reumatismos.

Y Phytolacca?

Estudiando los grandes síndromes reumáticos, al redactar la segunda edición de Primeros Auxilios con Homeopatía, me di cuenta de que en la repertorización de los signos y síntomas reumáticos, siempre salía muy destacado el remedio Phytolacca. Compartía con Rhus-t, Rhod, y Bry, síntomas como: todo tipo de dolores reumáticos en localizaciones preferentes
como el cuello, zona lumbar, cadera, rodilla, y pies; rigidez, tensión, inquietud, agravación por el cambio de tiempo, por tiempo frío y húmedo, inflamación articular y de la bolsa articular (bursae, bursitis), y agravación por el movimiento y al principio del movimiento sobretodo (anexo 1). Fantástico! La confusión esta servida. Y entonces, donde esta la diferencia, su esencia? Ahí vamos!
La Materia Medica sí describe el síndrome reumático de Phytolacca, pero los tratados de terapéutica homeopática, muy poco. Me sumerjo en estos manuales, desde el pluralismo hasta el unicismo (anexo 2), y me doy cuenta que Phytolacca sale en el capítulo de los “reumatismos”, poco, o bien está ausente. Sorpresa! Entre los que sí la citan esta Leon Vannier (Terapéutica Homeopática), que hace una buena descripción. Dewey lo cita con alguna modalidad sobre reumatismo. Y Morrison cita Phytolacca en “otros remedios” para la Artritis reumatoide, en una breve descripción. Margaret Tyler, también describe brevemente Phytolacca en el reumatismo agudo. El resto de manuales consultados, más de 50, se concentran en las patologías conocidas en que Phytolacca está indicada y donde hay gran experiencia: difteria, amigdalitis, patología mamaria inflamatoria y tumoral de todo tipo, y problemas de dentición en lactantes.

Los fracasos, la mejor lección

Habiendo fracasado en varios pacientes, sobretodo mujeres con dolencias reumáticas, con remedios aparentemente bien indicados, que cubrían la mayoría de síntomas característicos, me planteé, profundizar en algunos de los remedios llamados “menores” pero que en realidad son grandes medicamentos cuando están indicados. Uno de ellos, fue Phytolacca.

La esencia – Teoría de las Plantas

El estudio de Phytolacca en la M. Medica, da muchos síntomas físicos y generales con gran profusión de modalidades, junto con experiencias clínicas de casos curados en cáncer de mama, tumores testiculares, inflamación de garganta que va desde la difteria hasta las amigdalitis con resultado de fiebre reumática, mononucleosis, y la descripción del síndrome reumático con sus características. Pero para entender al paciente, sobretodo en su esencia, su manera de ser, de sentir y de sufrir, ninguna nos aporta nada relevante. Y esto representa un handicap importante a la hora de prescribir con eficacia. Los únicos síntomas mentales se refieren al paciente en fase altamente descompensada, dentro del miasma sifilítico o auto-destructivo, en el cual leemos:

– “gran indiferencia con estupor; desvergüenza, se desviste (lo compara a Hyosciamus) indiferencia a su entorno, parece que ya nada le importa, indiferencia a la vida. Acaba agotado y exhausto”. (Vermeulen, Prisma).
– Y Grandgeorge le llama el “mercurio vegetal”, por sus síntomas sifilíticos, y su acción sobre las amigdalitis pultáceas, similar a Mercurius. (Grandgeorge, D. El espíritu de los remedios homeopáticos).

Pero en el proceso de conocimiento más profundo del remedio, Deborah Collins me abrió la puerta a la esencia que Scholten había concluido para Phytolacca, y dejó esta perla en la Materia Medica de nuestro libro: “Phytolacca desea ser la nodriza del mundo entero, lo que la lleva al agotamiento”. Vaya! Abro Wonderful Plants, de Jan Scholten, y me encuentro a Phytolacca con la matrícula 663.24.12, lo cual puede no decir nada a quien es ajeno al sistema Teoría de las Plantas, pero se lo voy a traducir para hacerlo comprensible,
que lo es. Voy a ir describiendo cada número por orden. Hay tres grupos de números separados por un punto. Primero las 3 series, después las 2 fases, para terminar en el estadio final:

– 663.24.12
– 6  Angiosperma, o plantas con flores, evolucionadas, les pertenece el tema de la Serie Aurum, el poder, pero el poder interior, lantánido. Quieren mandar sobre sí mismos, conocer su mundo interior, quieren ser autónomos e independientes. Pero, como estamos en el reino Vegetal, la cosa no es tan simple como en los Minerales, y las Series se combinan en un total de 3, para dar una personalidad propia y mas compleja a cada elemento.
– 6  lo mismo: el tema lantánido se repite, y viene doblemente reforzado. Ya tenemos dos series Aurum, la serie 6+6: 660: Las Astéridas: la fusión de los pétalos representa la integración del alma. Son pro-activos, con iniciativa, necesitan construir algo en ese mundo, dar, ofrecer algo a los demás.
– 3  Es la tercera serie en juego. Combina dos lantánidos (6+6), con la serie 3: 663. El 3 representa la Serie Silicea, de la identidad y las relaciones. Se trata del clado Cariofílidas. En ellos el tema es simple: la lucha constante entre mantener su independencia y cumplir sus deberes hacia su familia o el grupo al que pertenece. Autonomía vs Familia.
– Ahora vienen las fases, que representan el punto de evolución en que se encuentra o siente el paciente que se sitúa, su pertenencia al grupo:
o 2  la fase 2 es la fase donde encontramos en la Tabla Periódica (TP) Berilio y Magnesio. Se sienten aún inseguros dentro del grupo, y tienen tendencia a dar demasiado para ser aceptados, sentirse aceptados es vital para ellos. Son muy susceptibles, y si se sienten rechazados se enfadan mucho. El nombre del clado es Aizoales.
o 4  Ya estamos en la familia Phytolaccáceas. La fase 4, el segundo número del 24, representa los temas de los elementos centrales, Carbono y Sílice: responsable, rígido, sensible al shock inesperado, equilibrado, orgulloso, con derecho a estar en el grupo. El resumen seria: Adaptarse por completo (2), para establecer una familia de manera sólida (4).
– Y finalmente el estadio, que representa como maneja la situación el paciente, en este proyecto de su vida o su conflicto. ¿Como resuelve el conflicto? Pues Phytolacca resuelve el conflicto en el estadio 12, exagerando (overdoing), dándose, entregándose en exceso, este darse en exceso es lo que la lleva a enfermar, agotarse, a sufrir, y como ejemplo paradigmático, podemos citar la inflamación y grietas en los pezones al dar de mamar a su hijo.

Historias clínicas

El interés de los casos clínicos, está en como se expresa el dolor, las modalidades pero sobretodo en descubrir la actitud del paciente. Los casos clínicos curados, nutren la M. Medica de información útil y más amplia. Las experimentaciones acostumbran a mostrar síntomas de la fase más descompensada del paciente, como por ejemplo, lo es la tristeza y las ideas de suicidio en Aurum, pero no nos muestra el verdadero carácter del paciente, altamente responsable y duro, lo cual es el motor de todo el proceso. El tema de la maternidad, está ausente en las patogenesias de Phytolacca. Y en las próximas historias
clínicas observaremos como el tema de la maternidad es crucial. Vivirlo en exceso hasta quedar doloridas y extenuadas. Madres que cuidan de sus hijos con gran atención, dedicación al cien por cien y con gran sufrimiento, y vemos como les duele no sentirse reconocidas, y ser el eje de toda la carga familiar.

1. Mujer de 42 años con dos hijos de 3 y 1 años. Consulta por dolores de espalda, cervicales, lumbares y pinchazos en el oído.
– a. Empezó a cuidar a su suegra, cuando empezaron los dolores. Dolor que tira, tensión.
– b. Siempre pienso en los demás, ya comeré después, primero ellos.
– c. Regla dolorosa, cambios de humor, ansiedad y apetito aumentado.
– d. Deseaba tener otro hijo, no quedaba en estado, fue un sufrimiento que se hizo eterno. Cuando quedé en estado, fue una gozada. Pero la niña ha salido muy nerviosa, tienes que estar constantemente detrás de ella. Cuando la cojo en brazos me duelen todas las cervicales. Es celiaca, siempre atenta, vigilando que no coja un trozo de pan. El dolor se irradia hacia arriba desde la espalda a las cervicales. Presión C5 muy dolorosa. Todo pasa por mi, como si yo fuera el sostén de toda mi familia. No puedes abarcar, primero ellos, yo soy la segunda, me dejo, me descuido, me encuentro sola, nadie me ayuda. Me pongo nerviosa, los nervios se me ponen en los huesos. Tengo miedo que mis hijos estén enfermos. No me ayudan, no me ven.
– e. Pulsatilla, mejoría discreta con recaída / Rhus tox. 9CH, como sintomático, solo mejoría leve.
– f. Phytolacca 30c. Repetida en seco cada 3 días 1 m, y semanal. Repeticiones mensuales de mantenimiento. Mejoría física y mental progresiva. 2 años.

2. Mujer de 52 años. Con 2 hijos de 20 y 22 años. Profesora de inglés.
– a. Migraña que mejoró con acupuntura. Dolores articulares de rodilla, y ciática. Dolor en la espalda, agarrotada, en hombros, brazo. Peor al levantarme, como opresivo. Para que empiece a circular bien, tiene que pasar 1 h. Dolores punzantes, me agota, continuo, un día, otro día. El dolor a veces es constrictivo, como una coraza. Rhus tox me fue bien, muy bien. Pero me pasé en el trabajo, al encontrarme bien, y me colapsé de nuevo. Como si me encogiera, como si me hiciera pequeña. El músculo tira del hueso, en la cama estoy fatal. Voy a nadar a la piscina y me va bien, me siento bien.
– b. Fascitis plantar, dolor como si tuviera piedras debajo del pie. Tomé Rhus tox, no me hizo nada. El frío no me molesta, al llover mejoré, el frescor me gusta. Como si el frío, y el invierno fuera más limpio.
– c. Soy donante de sangre.
– d. Me preocupo por todo el mundo, me pongo en lugar del otro, para que no tenga problemas y le pueda ayudar. Me preocupo más por ellos que por mi. Cuidar a mis padres, no los quiero dejar solos, me gustaría que los demás no tuvieran problemas. A mis hijos, He estado 20-22 años dedicada a mis hijos, y ahora se van, esto si que me duele, como si mi trabajo no hubiera servido de nada. He trabajado siempre para ellos y ahora va y te dicen: Adiós! Como si me despidieran de madre: “Ya no te necesitamos como madre”. Siempre me ha gustado dedicarme a la familia. Necesito estar ocupada, sentirme útil.
– e. No querer ver a nadie, mejor sola, mal humor, me siento sola.
– f. Nat-m. 30CH. Kali-m 30CH. Ligeras mejorías con recaídas.
– g. Phytolacca 30CH, diaria y semanal. Mejoría física y mental. 14 meses.

3. Mujer de 62 años con 2 hijas de 35 y 38 años.
– a. Liquen plano en boca y zona genital. Asma bronquial crónica.
– b. Mucho dolor de huesos, me duelen las rodillas, hombro, las piernas, muy pesadas. Hacer gimnasia me iba muy bien. Me deprime con facilidad tener dolor.
– c. Sufro mucho por mis hijas. Una vive en Francia, embarazada no podía estar con ella para ayudarla (puño en el pecho). No le digo que estoy enferma, para que no sufra. No quieres que sufran los hijos, soy demasiado acaparadora, controlar todo de mis hijas, saber que están bien, que son felices. Me hace sentir mal que la de 38 años, no traen un crío, no quiere tocar el tema. Lo más bonito de una mujer es ser madre. Me llevé a mi padre a casa al morir mi madre, no es para ponerme medallas, todos trabajan, me tocó a mi, lo hice yo, ellas no iban. Lo hice siempre, me dejaron como responsable de todo. Mi madre cuando tenia algún problema me llamaba a mi. Cada vez que se van los críos me pongo mala (cuando se va la hija a Francia con sus hijos). Cuando están aquí yo les cuido al cien por cien.
– d. Mejorías parciales con Nat-m. 30 y 200, Ferr-m, Kali-s, Kali-chl, y Rhus tox. Pulsatilla no me fue bien. Borax 9, calmó un poco.
– e. Phytolacca 30CH, diaria y semanal, mejoría progresiva de los dolores, mejora el asma y las lesiones mucosas. 10 meses.

Esencia de Phytolacca

Siguiendo a Scholten y Deborah Collins, y complementando con la información de los casos clínicos, y las experimentaciones, podemos concretar que la esencia de Phytolacca es:
– Quieren darse al máximo a sus hijos, se entregan al cien por cien, ser buena madre y buen padre. Debe trabajar igual para todos y al máximo para hacerlo lo mejor posible.
– “Ser las nodrizas del mundo entero, para caer en el agotamiento” (D.Collins).
– Esfuerzo total en adaptarse para crear y sostener a su familia.
– Dan al máximo, los demás siempre primero y ellas son las últimas, siempre en segundo plano. Se descuidan, no se cuidan a si mismas. Incluso pierden el cuidado personal a su vestir, a sus objetos que le rodean.
– En fase de descompensación: enfado por no ser reconocida, y por el sentimiento de no estar sola en su lucha por cuidar. Cae luego en el abandono y la indiferencia, con agotamiento y postración.

Diagnóstico diferencial:

– Sales muriáticas, principalmente Nat-m.; lantánidos muriáticos, entre ellos Promethium muriaticum y Samarium muriaticum (aprender a dar libertad en la maternidad; esfuerzo en ayudar, cuidar, manteniendo la independencia).
– Y además y muy importantes en su extremo cuidado maternal en cuidar a sus hijos, Carcinosinum (extrema ansiedad y desesperación cuando sus hijos están enfermos o capta un mínimo riesgo, miedo al caos), y Onchorhyncus – salmón (instinto maternal intenso, vive para los hijos, el gusta el agua, nadar, similar al delfín – lac delfinium, pero ir contra-corriente, con gran esfuerzo para llegar a su destino).
– Sepia encaja en la actitud de cuidar de manera exigente intentando tanbièn ser “madre perfecta”, pero es muy formal, normativa, y le falta lo que yo llamo “actitud amorosa”, que seria la paciéncia en la comprensión de las contrariedades causadas por “el otro”. La irritabilitat la caracteriza.

Conclusión

Los síndromes poliartrálgicos de tipo reumático, son frecuentes, invalidantes y difíciles de tratar con medicamentos convencionales (antiinflamatorios, inmunosupresores, antidepresivos y/o ansiolíticos; fisioterapia). Pertenecen la mayoría a las enfermedades auto-inmunes. La medicación homeopática bien seleccionada para cada caso y paciente, puede aportar cambios notables en la intensidad sintomática y pronostica. Los medicamentos más frecuentes citados en el texto, son de gran ayuda cuando cada uno de ellos encaja a la perfección en el caso. Hemos puesto el acento en que la individualización de cada caso es imprescindible, y he aportado la propuesta de considerar entre los remedios homeopáticos de interés (Rhus-t, Ruta, Ledum, Kalmia, Rhod, Dulc,…), el remedio Phytolacca, que por su similitud sintomática y sus modalidades se puede confundir con la mayoría de ellos y perder así la oportunidad de ser descubierto y poder participar en la curación. Aportar un perfil de síntomas mentales más claro, con lo cual se comprende la actitud del paciente, que además es bastante frecuente, nos ayuda en gran manera a discriminar y acertar mucho mejor el remedio de cada caso. Lo hace mucho más visible, y esta ha sido la verdadera intención de esta comunicación. En el caso de Phytolacca, la dedicación maternal excesiva, con elevado sufrimiento físico, junto a la mejoría con el frío o el baño en la piscina, pueden ser las claves fáciles y útiles para realizar una prescripción acertada.

Anexo

1. Repertorización de síntomas del síndrome reumático (en pantalla).
2. Manuales de Terapéutica Médica Homeopática revisados:
a. Jouanny J, Crapanne JB, Dancer H, Masson JL. Terapéutica Homeopática. Tomo 2. Posibilidades en patología crónica. CEDH Internacional. P.384-386.
b. Demarque D, Jouanny J, Poitevin B, Saint-Jean Y. Farmacología y Materia Medica Homeopática. CEDH.
c. Guermonprez M, Pinkas M, Torck M. Mitière Médicale Homéopathique. Editions Boiron.
d. Vannier L. Terapéutica Homeopática. Editorial Porrua.
e. Clarke, JH. The Prescriber / Formulario. Traducción de los Doctores J. Solé i Pla – J. Galard.
f. Tyler, ML. Pointers to common remedies. Nº 4. Rheumatism of adults. The British Homeopathic Association. Reprinted from Homeopathy.
g. Dewey WA. Practical Homeopathic Therapeutics. Rheumatism. 1933.
h. Gupta R. Directory of Disease and Cures of Homeopathy (vol 1-2).
i. Hill, B. Hunt jG. The Homeopathic Practice of Surgery. Together withoperative Surgery. Cleveland, JB Cobb and Company (Ohio). 1855.
j. Kamthan P. Homepathic therapy in gout, arthritis and rheumatism with concomitants. 1974.
k. Morrison R. Desktop Companion to Physical Pathology. Rheumatoid arthritis, Remedies. 1998.
l. RadarOpus. Terapéutica, libros de (57 volumenes). Archibel. Bélgica. Programa informático. www.archibel.com


Manuel Mateu-Ratera 

AMHB, Barcelona