digestiones-pesadas-690x450

Resuelve los problemas digestivos con Aceites Esenciales

Si a menudo sufres problemas de digestiones pesadas o malestar abdominal, alivia las molestias con aceites esenciales como la menta piperita

Aunque cada vez hay más conciencia sobre la importancia de seguir una dieta equilibrada y realizar ejercicio físico moderado, a veces, la falta de tiempo o el estrés acaba repercutiendo en la alimentación diaria. Así pues, muchas personas recurren a la comida rápida, que contiene altos niveles de grasas, sal, azúcares o aditivos alimentarios como, por ejemplo, las patatas fritas o la bollería industrial. Asimismo, además de una mala alimentación, la incorporación en la dieta de alimentos con un exceso de picante puede generar también problemas digestivos.

Por otro lado, cuando una persona está habituada a seguir regularmente una dieta equilibrada, tras una comida copiosa con familiares o amigos puede experimentar malestar estomacal.

Hay que tener en cuenta que en algunos casos estos desórdenes digestivospueden esconder patologías más severas, por lo que, en caso de manifestarse de forma repetida, debes acudir al médico.

Alivia los problemas digestivos

En caso de padecer digestiones pesadas, dolores o espasmos, emplea aceites esenciales de menta piperita, albahaca exótica o manzanilla romana para aliviar el malestar. Notarás una mejoría de las digestiones, una disminución del dolor y la paulatina eliminación de los gases intestinales.

Lo más habitual es tomar 2 gotas de cualquiera de ellos (o incluso de una mezcla), diluidas en un poco de miel o de aceite de oliva, media hora antes de las principales comidas. Puedes hacerlo en periodos cortos, de hasta 10 días. En caso de que los síntomas continúen, es mejor consultarlo con el médico.

Otra opción es el consumo de estos aceites encapsulados.

OC-ES-3-Drenaje-Eliminacion-Toxinas (1)

La toma oral de estos aceites esenciales está contraindicada en menores de 6 años y durante el embarazo.

Las mujeres embarazadas pueden utilizar una mezcla diluida de aceites esenciales digestivos por vía sublingual. Les será especialmente útil para luchar contra las náuseas del primer trimestre.

ES-Feminaissance-confor_Digestivo

Para los más peques, existe la posibilidad de realizar un masaje en la barriguita mezclando 2 gotas de AE de manzanilla romana con un poco de aceite vegetal, por ejemplo el de almendras. El aceite esencial se absorbe a través de la piel mejorando las funciones digestivas y aliviando el malestar del niño.

También existen aceites ya mezclados y preparados para su uso, aptos incluso para los cólicos del lactante.

02-colicos-prod-112x230

Alimentos para seguir una dieta equilibrada

Recuerda que para cuidar tu salud y evitar problemas digestivos debes seguir una dieta equilibrada. A continuación, te presentamos los 5 consejos para escoger tu menú diario:

  1. Agua: los líquidos ayudan a eliminar las toxinas del cuerpo, así que recuerda beber, aproximadamente, un litro y medio de agua diaria. También puedes combinarlo con infusiones de plantas diuréticas como el té verde.
  2. Alimentos ricos en fibra: Para regular nuestro tránsito intestinal y, por tanto, evitar el estreñimiento.Las verduras -acelgas, lechugas, zanahorias crudas, espinacas, etc.-, las legumbres – lentejas, habas, garbanzos, etc.-, los cereales integrales, los frutos secos, como las nueces o las pipas de girasol, y las frutas de temporada son alimentos ricos en fibra.
  3. Alimentos antioxidantes: los antioxidantes son imprescindibles para el organismo, sobre todo en casos de estrés continuado. Algunos alimentos antioxidantes son los frutos rojos, las uvas, la zanahorias, las coles, las espinacas, y, en resumidas cuentas, los alimentos con colores vivos.
  4. Alimentos con potasio: los alimentos ricos en potasio ayudan a mejorar la circulación ya que ayudan a eliminar el exceso de agua, a regular la tensión arterial y a combatir la acidificación. Entre estos alimentos se encuentran el boniato, el aguacate, el plátano, los dátiles y el chocolate.
  5. Alimentos con ácidos grasos poliinsaturados: los famosos omega 3 y omega 6 se encargan de disminuir los triglicéridos y el colesterol. Además actúan como antiinflamatorios. Entre ellos se encuentran los frutos secos y los aceites vegetales de primera presión en frío. Especialmente importante es consumir los de mayor contenido en omega 3: el aceite de nuez, el aceite de cáñamo, el aceite de colza y el de camelina. Eso sí, deben ser vírgenes y guardarse en frigorífico una vez abierto. El pescado azul es otra fuente de omega 3 muy preciada.

*Artículo cedido por: Soluciones Esenciales