5723839_orig

¿Qué es la aromaterapia?

Aromas, olores, perfumes… la palabra aromaterapia nos puede hacer pensar en todas estas palabras pero en realidad se trata de una herramienta terapéutica de elevada potencia.

Los aceites esenciales son extractos vegetales obtenidos por destilación de plantas aromáticas según la Farmacopea Europea. Su característica principal es que están muy concentrados, como ilustran las diferentes cantidades de planta que son necesarias para obtener 1 kilo de aceite esencial:

8 kg de botón floral de clavo

50 kg de sumidad florida de lavandín

150 kg de sumidad florida de lavanda

4 toneladas de pétalos de rosa

Así pues, las propiedades terapéuticas son en algunos casos sorprendentes. Esto se deriva también del hecho que un aceite esencial es la mezcla de cientos de componentes diferentes.

Las actividades de todos ellos se combinan a la perfección, consiguiendo un efecto sinérgico. Por ejemplo, el aceite esencial de ciprés es un excelente tónico venoso indicado en caso de piernas hinchadas y varices. Además de ello es el principal antitusivo para tos seca dentro de la aromaterapia.

La principal vía de aplicación es la tópica, puesto que cuando entran en contacto con la piel tienen la capacidad de atravesarla rápidamente para pasar a la circulación sanguínea.

Asimismo pueden ingerirse y también inhalarse. Los difusores son una excelente manera de iniciarse en el empleo de aceites esenciales.

Si deseas emplear aceites esenciales para tratar cualquier patología no dudes en consultar con un farmacéutico especializado, que te explicará en detalle cómo usarlos.


ALFREDO QUEVEDO
Responsable de formación de Pranarom