alergia primaveral

HOMEOPATÍA Y ALERGIAS PRIMAVERALES

Aunque la mayor parte de nosotros estamos encantados con la llegada del buen tiempo, no todas las personas se alegran del comienzo de los días cálidos y soleados de la primavera. Aquellas que padecen de rinitis alérgica estacional (también llamada polinosis o fiebre del heno), ven con temor la aparición de congestión nasal, rinorrea, estornudos, prurito, lagrimeo, inflamación de los párpados, otalgias, faringitis, sinusitis, etc. ,síntomas  que suponen desde una molesta incomodidad hasta una verdadera tortura para las personas que los sufren.

Los alergenos desencadenantes de la reacción alégica son el polen o las esporas de los hongos, y estas rinitis estacionales suelen afectar más a personas jóvenes (15-24 años de edad). Se trata de una reacción de hipersensibilidad inmediata tipo I mediada por anticuerpos específicos IgE contra el alergeno causal. Cuando el paciente sensibilizado inhala el alergeno, aparecen dos tipos de efectos: inmediato  y tardío. En la fase de respuesta inmediata se liberan mediadores de la inflamación, como  leucotrienos, prostaglandinas e histamina,  y cursa con congestión de vías aéreas, contracción de  la musculatura lisa de los bronquios, estornudos y prurito (al irritarse las terminaciones nerviosas), enrojecimiento e hinchazón. Estos síntomas suelen disminuir al cabo de 30-60 minutos, dando lugar a la fase de respuesta alérgica tardía, que aparece unas 4-8 horas tras la exposición al alergeno en el 50% de los casos. El síntoma más característico de esta segunda fase es la obstrucción nasal, más difícil de tratar, y contribuye a la instauración de una rinitis crónica e hipersensibilidad nasal.

La rinitis alérgica ha de ser tratada porque, al cronificarse, puede ocasionar sinusitis, otitis, o exacerbar el asma. Existen varias medidas terapéuticas que pueden emplearse, entre las que se incluyen:

1-minimizar el contacto con el alergeno:

La mejor prevención para las alergias es evitar la exposición al alergeno, por lo que es importante identificarlo previamente, y así poder tomar las precauciones necesarias.   Es conveniente revisar los filtros del aire acondicionado, evitar las horas entre las 6-11 de la mañana, que son las horas de mayor concentración de polen,  y permanecer en estancias ventiladas con aire acondicionado .

Los síntomas aparecen en los meses de febrero, marzo y abril, haciéndose más intensos en mayo-junio. Pero podemos ir preparando nuestro organismo antes de la aparición de la polinización.

 2- instaurar un tratamiento farmacológico, y/o de inmunoterapia:

La elección ha de ser individualizada teniendo en cuenta la relación beneficio/riesgo según la situación del paciente: embarazadas, niños, contraindicaciones, duración del tratamiento, administración concomitante de otros medicamentos, etc.

Los fármacos más comúnmente utilizados son los antihistamínicos orales,  que se estima eficaces en el 33-50% de los pacientes con rinitis alérgica estacional, sobre todo en la fase inmediata del proceso; los antihistamínicos tópicos; los descongestionantes nasales tópicos, que reducen la congestión nasal al causar vasoconstricción nasal, pero cuyo uso prolongado puede originar rinitis de rebote; los corticosteroides, eficaces en los síntomas de la fase inmediata como de la tardía, excepto sobre los síntomas oculares; y la inmunoterapia con alergenos, que es la administración de cantidades gradualmente crecientes de un alergeno específico para disminuir la reactividad del organismo, reduciendo así la gravedad de los síntomas y acortando su duración, cuando el paciente es posteriormente expuesto al alergeno causante.

¿CÓMO PUEDE AYUDAR LA HOMEOPATÍA EN EL TRATAMIENTO DE LAS RINITIS ALERGICAS ESTACIONALES?

El tratamiento homeopático de las rinitis alérgicas consistirá en abordarla desde tres aspectos diferentes:

  • Determinación del medicamento constitucional o de fondo del paciente
  • Desensibilización, por medio del POLLENS y de PULMON HISTAMINADO
  • Tratamiento sintomático de las manifestaciones alérgicas

a/Determinación del medicamento constitucional o de fondo del paciente

Para  ello, el homeópata unicista no tratará directamente los síntomas de la alergia, sino el fondo constitucional del paciente, con el fin de fortalecer el sistema inmunológico y la salud general, y de éste modo curar desde el fondo el problema. La homeopatía unicista considera que cada paciente es individual y debe ser tratado de forma integral, teniendo en cuenta sus particularidades fisiológicas, funcionales, genéticas, emocionales y psíquicas.

b/ -Desensibilización, por medio del POLLENS 30CH, 200CH o 300MK:

Como preventivo, puede emplearse antes de la aparición de los primeros pólenes, a la 30CH, 10 gránulos una vez/semana. Durante la época de la polinización, y ante los primeros síntomas, se puede aconsejar la toma de POLLENS 30CH 3 gránulos cada 2 horas y espaciar según la mejoría. Si la respuesta a la 30CH es insuficiente, puede aconsejarse POLLENS 200CH o POLLENS 300MK, 3 gránulos 1-2 veces/día y espaciar según la mejoría.

-Desensibilización, por medio del PULMON HISTAMINADO:

Si bien la histamina es el principal mediador en las alergias, también es cierto que la vasodilatación y el prurito pueden estar vinculadas a otros mediadores (serotonina, leucotrienos, prostaglandinas, PAF, interleucinas, quininas, moléculas del sistema del complemento, etc). El Pulmon histaminado contiene todos los mediadores y está más indicado. La prescripción se hace a la 15 CH, 3 gránulos 2 veces al día. Puede complementar al Pollens .

c/-Tratamiento sintomático de las manifestaciones alérgicas

Los medicamentos para tratar la fase aguda se eligen en función de los síntomas que predominan en el paciente. Se prescriben a la 7CH o 9CH y se toman tres gránulos cada hora o cada 2 horas, espaciando las tomas a medida que los síntomas van mejorando.

Si predomina la  rinitis acuosa::

ALLIUM CEPA: Aparece primero  picor ocular con lagrimeo y salvas de estornudos, seguidos de una secreción nasal acuosa muy abundante y ardiente, que empeora en una habitación cálida y con el calor. Mejora al aire libre.

ARSENICUM ALBUM: La rinorrea es acuosa, poco abundante pero muy ardiente, que excoria el labio superior. El paciente suele ser friolero, mejora en estancias calientes,  pero no soporta el calor en la cabeza.  Catarro acuoso con nariz congestionada.

Si la nariz está congestionada y seca:

STICTA PULMONARIA:  los pacientes se sienten molestos por la nariz congestionada constantemente y dolorida. Aun cuando no fluye el catarro, se tiene la necesidad de limpiarse constantemente la nariz. Costras, sensación de sequedad. Presión en la raíz de la nariz.

Si predomina la  afectación en los ojos:

EUPHRASIA: Se queja más de los ojos que de la nariz; fotofobia muy marcada (lleva gafas oscuras). Lágrimas corrosivas y urentes. Síntomas principales: lágrimas ácidas, catarro suave. Tose solamente durante el día, cesando por la noche.

SCILLA MARITIMA:   Conjuntivitis con lagrimeo y prurito: el enfermo, sobre todo los niños, tienden a frotarse los ojos con el puño cerrado. Con la tos puede haber incontinencia urinaria.

Si lo que predomina es un fuerte prurito: 

SABADILLAPrurito en el paladar: el enfermo siente la necesidad de frotar el paladar con la lengua lo cual alivia sus estornudos. Rinorrea acuosa y lagrimeo abundante. Dolor de los senos frontales en la raíz de la nariz.

ARUNDO DONAX: Presenta prurito y escozor en los ojos, en la nariz, en el conducto auditivo y en el paladar. Catarro con estornudos y prurito; puede haber escozor también al orinar.

BIBLIOGRAFIA:

-Tratamiento de la Rinitis Alérgica . Revista Cadyme. Centro Andaluz de Información de Medicamentos. Año 2000, Volumen 16 nº 2.

http://www.cadime.es/docs/bta/CADIME_BTA2000_16_2.pdf

-Tratado de Materia Medica  Homeopatica. Bernardo Vijnovsky. Buenos Aires, 1.980


LABORATORIO  HOMEOPÁTICO IBERHOME


*Imagen: Cedida por Freepek