Astragalo

El astrágalo

El astrágalo (Astragalus membranaceus), conocido también por su nombre en mandarín huang qi, es una planta que ocupa un lugar privilegiado en la farmacopea china. Está mencionada como planta superior en el tratado más prestigioso de fitoterapia china, el antiguo “Pen Tsao Ching” redactado hace más de 3.500 años por el sabio Emperador Shen Nung, considerado uno de los padres de la Medicina Tradicional China y de la acupuntura.

Esta planta, originaria de Mongolia y norte de China, es todavía una de las más empleadas en sus formulas herbolarias, actualmente muy utilizadas también en muchos países occidentales en los cuales las terapias orientales están arraigándose cada vez más.

Tonifica el sistema inmunitario

Una de las razones de la utilización tan extendida del astrágalo, es su actividad tonificante sobre el sistema inmunitario. En individuos sanos ejerce un efecto preventivo al aumentar la resistencia a las enfermedades y en el caso de que estas ya se hayan manifestado, ayuda a su recuperación.

Esta planta actúa en diferentes frentes. Uno es el fortalecimiento de la función digestiva a través de la tonificación del bazo, órgano que los médicos chinos relacionan con la producción de energía obtenida de la correcta metabolización de los alimentos. Esta energía que mantiene sano y vital a nuestro organismo se denomina Qi. Cuando su nivel está bajo tenemos más propensión a resfriarnos, a tener mala digestiones, a sentirnos cansados e incluso hasta deprimidos. Otro signo de deficiencia de Qi es la falta de apetito, que conlleva a un estado de mayor debilidad. En estas situaciones el astrágalo aumenta las ganas de comer, por esta razón es útil para restablecer el peso correcto en los casos de adelgazamiento.

Las propiedades inmunoestimulantes del astrágalo han sido confirmadas por varios estudios clínicos que han demostrado como esta planta favorece la producción de inmunoglobulinas y de macrófagos, fracción de los glóbulos blancos encargados de fagocitar los elementos patógenos que se hayan introducido en el organismo, tales como bacterias, microbios y virus. Su actividad antivírica es especialmente eficaz en el tratamiento del herpes labial. Asimismo estimula la actividad de las células NK (Natural Killer) implicadas en el reconocimiento y en la destrucción de células cancerígenas.

Propiedades adaptógenas

El astrágalo, al igual que el eleuterococo, la rhodiola, la maca y el ginseng, por citar alguna de las más conocidas, es una planta que en fitoterapia se considera adaptógena. Este término hace referencia a la capacidad del organismo para adaptarse a condiciones adversas o más difíciles de lo habitual, tanto a nivel físico, como emocional o intelectual.

Además de reforzar el sistema inmunitario, como ya hemos visto en el párrafo anterior, el astrágalo es de gran ayuda en situaciones de estrés prolongado, sobre todo cuando este afecta a la calidad del sueño, a la actividad sexual o laboral. Evidentemente puede ser muy útil para los estudiantes en época de exámenes, así como deportistas en competición y también para personas mayores.

Dosis y precauciones

La parte de la planta utilizada en fitoterapia es la raíz, que se encuentra pulverizada y en cápsulas. La dosis recomendada es de 500 a 1.000 mg diarios. Asimismo la raíz en polvo se puede tomar hervida en agua, de 1 a 4 g. al día. La dosis para el extracto líquido es de 1 a 6 ml diarios, repartidos en tres tomas, preferiblemente antes de las comidas.

Aunque no suele producir efectos secundarios ni reacciones adversas, no se recomienda prolongar los tratamientos con el astrágalo por más de 3 semanas consecutivas sin la supervisión de un profesional de la salud. Las personas que estén tomando corticoides o medicamentos inmunoestimulantes o inmunodepresores, deberán consultar con su médico antes de tomar el astrágalo. No deben tomarlo mujeres embarazadas y lactantes.

*Artículo cedido por la Revista Integral


CARLOTTA BERNARDINI
Dietista, naturópata y terapeuta de Flores de Bach


Producto relacionado: Astrágalo

Pide cita con Carlotta para consulta dietética en: info@herbocoliseum.com o en el 93 3687596.