Eficacia de la homeopatía en el control del status epiléptico canino

Introducción

La epilepsia es una condición neurológica crónica caracterizada por crisis recurrentes (alteración o pérdida de la consciencia episódica,fenómenos motores anormales, alteraciones psíquicas o sensoriales o signos del sistema nervioso autónomo como
salivación,vómitos,micción y defecación).No es en si una enfermedad específica,si no un signo de enfermedad neurológica.El ataque epiléptico es la manifestación clínica de una alteración paroxística de la función cerebral1.

En condiciones fisiológicas en el cerebro existe un equilibrio en los procesos de excitabilidad (existen neuronas preparadas para la convulsión: umbral convulsivo más bajo,ante determinada situación pueden sincronizar otras neuronas similares y generar una crisis) e inhibición, cualquier condición patológica que incline la balanza hacia la excitabilidad resultará en un estímulo pro convulsivante,además si los mecanismos de inhibición fallan por alguna causa, el paciente tendrá mayores posibilidades de presentar crisis (exceso de neurotransmisores excitantes glutamato y/o defecto de neurotrasmisores inhibidores GABA por ejemplo)2.

Otro concepto importante a conocer, es el fenómeno de kindling: tras la estimulación repetida hay un aumento de la excitabilidad y las neuronas se transforman en “neuronas patológicas” capaces de generar crisis epilépticas, primero, cuando se las estimula y, posteriormente también de forma espontánea. La instauración del kindling es gradual3. Así si un paciente tiene un conjunto neuronal convulsivo, éste está mandando señales al resto del encéfalo, que no necesariamente es convulsivo, lo que puede hacer que neuronas sanas se transformen en epilépticas. Por ello cuando un paciente convulsiona y este estado no se controla rápidamente, existe la probabilidad de que en el futuro el control sea aún más difícil2.

Las crisis epilépticas son generalmente autolimitantes: tienen 2-3 minutos de duración y son eventos aislados en un período de 24 horas, aunque en determinadas ocasiones podemos encontrar variantes: crisis en racimo (en grupos,implican dos o más ataques en menos de 24 horas con recuperación de la consciencia entre ataques) y status epiléptico (son crisis epilépticas continuadas,con una duración de más de 3 minutos (por ser el tiempo necesario estimado para causar daño cerebral) o dos o más ataques sin que exista recuperación completa de consciencia entre ataques1,estos casos son urgencias neurológicas2).

La clasificación de la epilepsia en medicina veterinaria,según su etiología, incluye:

-Epilepsia primaria o idiopática: sin causa subyacente identificable (presunto origen genético): frecuente en animales de raza pura que tienen el primer ataque entre 1 y 5 años,con examen neurológico normal y período inicial entre crisis relativamente largo (más de 4 semanas1).
-Epilepsia secundaria o sintomática: con causa orgánica identificable,resultado directo de una patología estructural cerebral.Se da en perros de cualquier raza y edad,en los más jóvenes frecuentemente por enfermedades del desarrollo o encefalitis y en los adultos por tumores.Con frecuencia,por la enfermedad cerebral subyacente,muestran alteraciones en el examen neurológico (no podemos olvidar que lesiones focales en áreas como el lóbulo piriforme,olfatorio u occipital darán crisis convulsivas como único signo neurológico aparente1).

-Epilepsia criptogénica (secundaria): con sospecha de enfermedad subyacente pero no identificable1.
En alopatía veterinaria tradicionalmente se han usado medicamentos como el fenobarbital y el bromuro potásico, veamos la problemática de algunos de ellos:

-Fenobarbital: abundantes efectos adversos (sedación,ataxia,poliuria,polidipsia y polifagia,aumento de ALT y AST,hipoplasia medular ósea,disminución de los niveles de albúmina en sangre,disminución de los niveles de T4 total y libre…Además requiere monitorización para mantener niveles terapéuticos.
-Bromuro potásico: Absorción oral deficiente (por lo que requiere ser administrado con comida),afectado por la cantidad de sal de la dieta,no se alcanzan niveles estables hasta los 3-5 meses,efectos adversos: sedación,poliuria,polidipsia y polifagia,vómitos,cuadro gastrointestinal,descrita su asociación con pancreatitis…

-Diazepam (Valium): solo se usa para las crisis por su vida media excesivamente larga en perros (no debería usarse durante más de 3 días consecutivos por ello),en caso de administración oral se deben controlar las enzimas hepáticas.
Los nuevos tratamientos tienen menor cantidad de efectos secundarios pero su precio es mucho mayor (Pexion,Gabapentina…)

La epilepsia es un motivo de consulta cada vez más frecuente, el auge de las razas
predispuestas (Labrador,Border Collie…) y el desconocimiento de la causa origen de las crisis tanto en la epilepsia primaria como en la criptogénica, la sitúan como un problema de plena actualidad,esto da como resultado,en la clínica diaria, un número abundante de casos que no responden a la medicación alopática.

Existe alrededor de un 30% de pacientes que no responde al tratamiento con monoterapia (una o varias),por lo que se recurre a dos o más asociadas (con la consecuente cantidad de efectos adversos), además existen epilepsias especialmente resistentes al tratamiento farmacológico en las que con frecuencia es necesario recurrir a politerapia,es por ello que la medicina veterinaria alopática se plantea iniciar los tratamientos directamente con
biterapia1.

Caso clínico:

Imagen1

Eloy
Especie: canina
Raza: mestizo Teckel
Edad:5 años
Sexo: macho
Motivo de consulta: Epilepsia

Diagnóstico clínico: Epilepsia idiopática

Hace 3 años que presenta crisis epilépticas (en la actualidad 2-3 semanales),no se han controlado con tratamiento alopático aunque ya han probado varios (Bromuro potásico y
Pexion, además le dan efectos secundarios importantes como polifagia, sedación o vómitos), cada vez son más frecuentes y sobretodo más duraderas (el día anterior presentó un status epiléptico de alrededor de 3 horas de duración,no es la primera vez que ocurre),además no suele responder a la administración intrarectal de Valium,ha requerido ya en dos ocasiones Propofol. Tras el último episodio quedó parapléjico hasta el día siguiente y con fotofobia.
A lo largo de este período se han repetido las pruebas bioquímicas varias veces, encontrándose enzimas hepáticas altas solo en alguna ocasión y calcio en niveles normales siempre. Episodios de dermatitis (cada vez en segmentos más altos del cuerpo y con mayor extensión) unos días después de administrar el Valium.

Ecografía abdominal dentro de la normalidad

Simultaneidad con otros tratamientos: En el momento de la primera consulta el animal tomaba Pexion 400 mg (medio comprimido cada 12 horas) y Hepatosil (un comprimido al día),durante la administración de medicación homeopática se suspendió todo el tratamiento alopático a excepción del Valium para el control de las crisis.

Toma del caso:
Peso: 15,2 kg. Obesidad (no castrado).
Es un perro tímido y muy miedoso (dice la propietaria:tiene “miedo hasta de las moscas”).Los ruidos le dan fobia,por pequeños que sean (en la consulta hasta la caída de un papel,que le toquen le produce sobresalto…).Es muy sensible a cualquier cosa que pasa en casa: cuando están enfermos,hay problemas…La noche del episodio habían tenido una discusión familiar.
Pánico al coche,es un motivo de crisis epilépticas.
En su vida diaria tranquilo,cariñoso y juguetón,no le gusta estar solo (aulla y se hace pipi),así que se turnan para que esté siempre acompañado.
Muy cariñoso y dependiente de su dueña,la mira todo el tiempo,pero aún así está siempre alerta de mis movimientos,si salgo viene conmigo,manteniendo las distancias,para vigilar que estoy haciendo,en cuanto ve que vuelvo sale huyendo,conmigo no es cariñoso,tiene
miedo.Olfatea sin parar el suelo durante más de una hora.
No hay más animales en casa pero en alguna ocasión la señora se ha llevado a casa a la perra de su jefa y él también se muestra en alerta continua con ella.
Come cosas del suelo y aunque no se encuentre bien conserva el apetito y busca el consuelo. Cuando era pequeño hacía destrozos en casa,mordía muebles y paredes.
Más bien sumiso,pero se relaciona poco con otros perros. Suelen sacarlo atado porque si le sueltan escapa olfateando.
Lo que más le gusta es la comida,jugar y que ellos vuelvan a casa (su mayor alegría).
La exploración neurológica es normal. Recomiendo hacer una valoración del calcio en sangre ese mismo día,obteniendo un resultado de hipocalcemia (Calcio en 4 mg/dl con un rango normal de 9,3-12,1 mg/dl)

Criterios de selección de síntomas y análisis:
Teniendo en cuenta que el motivo de consulta eran los episodios epilépticos y la evidente gran relación de los mismos con la esfera emocional/mental,no tuve muchas dudas a la hora de centrar mi repertorización en los síntomas mentales.
La toma del caso proporcionó gran cantidad de rúbricas útiles: trastornos por emociones, timidez, miedo constante…E incluso “miedo de las moscas”, con solo 3 medicamentos registrados.
El hecho de ser obeso, su gran afán por la comida y la hipocalcemia existente también fueron pistas inequívocas para enfocar mi tratamiento hacia Calcárea carbónica.
He aquí mi repertorización para este caso:

Diagnóstico diferencial con otros medicamentos:
Medicamentos como Phosphorus, Lycopodium y Pulsatilla obtuvieron un posicionamiento y puntuación muy similares a Calcárea carbónica en mi repertorización (fósforo incluso mayor).Lycopodium no coincidía en absoluto con el patrón global del animal,con lo que no lo consideré, Pulsatilla podría haber sido,por el talante tímido y sensible del medicamento, pero no se trata de un medicamento tan extremadamente miedoso,por lo general, y Phosphorus suele presentar cierta hiperactividad transitoria,no siendo este tampoco el caso.
Además Calcárea carbónica es el más importante de los cuatro en cuanto a epilepsia y también tiene un gran componente de piel,como en el caso de Eloy.

Tratamiento

Se administró el siguiente tratamiento:
-Carduus marianus 30 CH + Nux vómica 30 CH para detoxificar y desinflamar el hígado y limpieza del organismo en general, ambos en PLUS durante 5 días una toma oral diaria por la mañana (sin repetición).

-Calcárea carbónica 200 CH en PLUS durante 5 días una toma oral al día por las noches como medicamento de fondo (repetiremos el ciclo en caso necesario dejando 3 semanas de descanso).

Se retiró la totalidad del tratamiento alopático por su ineficacia,por la inflamación hepática y por la ausencia de investigación de la eficacia de la Imepitoína (Pexion) en status epiléptico.
Valium intrarectal en caso de crisis.

Al segundo día de la toma de medicación se realizó análisis del sedimento de orina observándose cristales de estruvita en descomposición.
Después de una semana de tratamiento se repitió el análisis bioquímico habiéndose normalizado el calcio,la GPT y la GOT.

Se espaciaron las crisis: cada 15 días durante el primer mes reapareciendo los ataques con menor intensidad y duración,aunque aún eran necesarias 3 dosis de Valium para pararlos.Comienza a bajar de peso sin cambio de dieta.
Subo a Calcárea carbónica 1000 CH consiguiendo 20 días sin ataques,pero reaparecen en el período de descanso,de nuevo menos intensos y duraderos pero también resistentes a Valium (3 dosis de nuevo).

Cambio a pauta LM: Calcárea carbónica 6 LM durante una semana una vez al día por la noche y en caso de ataque (tras una dosis de valium y repitiendo la Calcárea cada 5 minutos en caso necesario), se presentó un solo ataque durante esta semana que remitió con una dosis de Valium y dos de Calcárea carbónica 6 LM en 10 minutos,tras el mismo el perro solo quedó algo desorientado y enseguida volvió a la normalidad, una semana después cambiamos a Calcárea carbónica 12 LM una toma al día durante un mes y el mes siguiente Calcárea carbónica 30 LM una vez al día otro mes. Desde entonces no ha vuelto a tener crisis (dos meses hasta la fecha),incluso ha realizado dos viajes en coche sin ninguna recaída,continuaremos con la pauta LM hasta finalizarla.

“El tratamiento ideal en este caso sería aquel que es: eficaz, pautado en dosis diaria o cada 12 horas con fácil administración,efectos secundarios mínimos y barato.Por desgracia este tratamiento no existe”1
Afortunadamente ese tratamiento existe,es medicina homeopática.

Bibliografía:

1. Sánchez D. Epilepsia canina y felina. AVEPA (Internet) 2013 (Citado 25 enero 2016):
1-7. Disponible en:
http://www.avepa.org/pdf/Vocalias/02_Epilepsia_Canina_Mallorca2013.pdf
2. Pabón Y. Entendiendo la epilepsia canina. ppperros.org (Internet);1-4. Disponible en:
http://ppperros.org/pdfs/epilepsia_manual.pdf
3. García ME,García I,Matías J. Modelos experimentales en epilepsia. Elsevier (Internet)
2010 (Citado 25 enero 2016); 28 (3). Disponible en:
http://www.elsevier.es/es-revista-neurologia-295-articulo-modelos-experimentalesepilepsia-
13150941
4. Mateo C,Torre JR. Homeopatía veterinaria,materia médica,casos clínicos y
comentarios. Madrid: Editorial Dilema; 2009