lime-flower-1057258

Depuración y alcalinización: tu salud lo agradecerá

En nuestra vida cotidiana, cuando nos alimentamos y respiramos, ingresan en nuestro cuerpo gran cantidad de tóxicos, de ahí que, a medida que pasan los años, los órganos de “limpieza” como los riñones, el hígado, los pulmones y los intestinos, se van “ensuciando”.

Los siguientes síntomas: cansancio, astenia primaveral, dolores de cabeza, problemas de piel y alergias e irritabilidad, son señales de que el cuerpo necesita una depuración.

¿Para qué depurarse?

Para mantener en buen estado el organismo y así evitar los síntomas nombrados anteriormente. Además, si se evade esta sintomatología, con el tiempo los órganos pueden llegar a fallar, provocando problemas de salud más graves.

¿Cómo realizar una depuración?

Las plantas medicinales son ideales para limpiar y regenerar el organismo, se pueden consumir en infusiones o en extracto. Por un lado, los extractos se caracterizan por tener el principio activo muy concentrado, así que, por su alta efectividad pueden ser una buena opción para ayudar a depurar el organismo. En cambio, el efecto terapéutico de las infusiones es menor, no obstante, son una buena opción para tomar durante todo el año a modo de mantenimiento y prevención.

El momento del año más propicio para depurar el organismo, y especialmente el hígado, es la primavera. De este modo, cuando empieza el buen tiempo, se aconseja introducir alimentos crudos y amargos a la dieta, como por ejemplo: la rúcula, el berro, la achicoria, las espinacas, etc. Asimismo tomar infusiones y/o extractos hepáticos, como diente de león, cardo mariano, boldo y alcachofera.

Otra opción para realizar una depuración son los ayunos, de este modo, el cuerpo destina toda su energía a limpiarse. Hay muchas formas de realizar un ayuno, dependerá de cada persona y circunstancia. Lo aconsejable es que se consulte con un especialista para realizar un tratamiento adecuado.

Mantenimiento

Para reducir la cantidad de tóxicos que ingresan en el cuerpo se recomienda respirar aire limpio, comer ecológico y hacer una dieta ligeramente alcalina, que consiste en aumentar el consumo de hortalizas y reducir la ingesta de alimentos procesados, refinados y proteína animal.

Algunos beneficios más comunes de una depuración son:

– Aumento de la energía.

– Aumento de la memoria y concentración.

– Mejora el sistema nervioso; reducción del nerviosismo, angustia, etc.

– Mejora el estado de la piel.

– Previene y mejora estados alérgicos.

– Previene enfermedades.

Si estás interesado en realizar una depuración o alcalinización, en la Farmacia Coliseum te podemos asesorar.

Además, en nuestra página web puedes encontrar una serie de productos depurativos hepáticos y renales, como también alcalnizantes y reminaralizantes, que pueden ayudar a mantener el organismo más saludable.


ROSÓ SOLER
Técnico Superior en Dietética